Categorías
Cine

Amor. Boda. Azar. (Netflix)

En los últimos años, Netflix logró hacer buenos romances que nos soltaban una lágrima y nos hacían soñar despiertos con un amor de película, tal es el caso de “Un príncipe de Navidad” (2017), “A todos los chicos de los que me enamoré” (2018), “No es romántico” (2019). Pero este año, no ha logrado aterrizar para transmitir esas emociones y ha tenido caídas como “Si supieras” (2020) o “A todos los chicos: P. D. Todavía te quiero” (2020).

En estos tropiezos es que nos encontramos con “Amor. Boda. Azar”, dirigida por Dean Craig (Muerte en el funeral, 2010. Los padrinos de la boda, 2011. Carrie Pilby, 2016) que cuenta la historia de los hermanos Jack (Sam Claflin) y Hayley (Eleanor Tomlinson). Ella está en el día mas perfecto de su vida: su boda finalmente con Roberto; busca que todo esté perfecto, que salga conforme lo planeado, pero la repentina aparición de su exnovio hace que todo se ponga de cabeza.

Jack busca colarse para tener un momento para reencontrarse con su viejo amor Dina (Olivia Munn) y platicar sobre que ha sido de ellos en 3 años de ausencia.  Mientras tanto Dina, en constantes crisis de histeria y tensión, solo da vueltas por todas las escenas sin concretar ninguna con un mensaje o expresar algo, su papel se basa en interrumpir y molestar a Jack para que éste haga que su exnovio Marc (Jack Farthing) no cause problemas.

No hay forma en que sientas química entre los personajes o que se haga amena la historia. Intentan hacer un reinicio que más que ayudar a la trama, marea y da a entender que no importa la decisión que hubiera tomado cada personaje, todo iba a salir mal.

Basada en la película francesa “Plan de Table”, esta nueva adaptación lleva la comedia y el romance a un punto de desagrado que tan solo de verlo, te llevará a quitar la cintar y poner algo que te quite el mal sabor de boca.

Sam Claflin (Los juegos del hambre: En llamas, 2013. Love, Rosie, 2014. Yo antes de ti, 2016) fue durante mucho tiempo el chico guapo y tierno que se robaba la pantalla, aquel actor con el que contabas para hacer un romance y hacía que la química funcionará. Sin embargo, en este filme lo notamos en todas las escenas incómodo, sabiendo que todo esa película esta mal y no lograr una manera de salvarla. Además, la caracterización no le favorece: lo hacen ver demasiado desgastado.

Eleanor Tomlinson (La reina blanca, 2013. Ordeal by Innocence, 2018) encarna un personaje totalmente sacado de quicio que esta gritando todo el tiempo. Para estar pasando el “mejor momento de su vida”, se ve bastante perturbada.

La escenografía debería representar una boda en Italia, pero el diseño de producción cae en la saturación excesiva de los elementos, cometiendo el pecado de aglomerar muchos elementos en poco espacio y perder tanto la esencia de la escena como la pista de los personajes. Tan grave es este problema que se pierde el hilo y la hace excesiva para el público.

Netflix ha perdido ese toque para elegir un material romántico de calidad, logra hacer que nos perdamos en un nudo que no logra desenredarse conforme la trama avanza, dando como resultado una fallida cinta que no llega a ser ni por mucho de las más destacadas de la plataforma, opacando así a otras cintas del género que realmente valdrían la pena verse.

Ficha Técnica

  • Título Original: Love. Wedding. Repeat
  • Director: Dean Craig
  • Año: 2020
  • Elenco: Sam Claflin, Olivia Munn, Freida Pinto, Eleanor Tomlinson
  • Distribuidora: Netflix

CALIFICACIÓN: 3/10

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s