Categorías
Cine

La Chica del Valle (1983)

La década de los 80 es vista con nostalgia desde hace unos años. Gracias a series como Stranger Things (Hermanos Duffer, 2016 -) o películas como It (Andy Muschietti, 2017), esa mirada retro hacia los colores, las canciones, y la fiebre por los malls, entre otras cosas que forman parte de la cultura pop actual, son añoradas por muchos.

Esa mirada un tanto romantizada de esta década contrasta un poco con la diversidad cultural de la misma donde no todo eran colores brillantes, largas cabelleras alocadas y música pop, sino que también presentó otras visiones como el punk rock, el new wave y vestuarios nada exagerados ni tan coloridos, simplemente una generación que buscaba divertirse a su manera.

Viajemos en el tiempo hacia el año de 1983, aquel en que el fenómeno de Star Wars llegaba a su fin con El Regreso del Jedi (Marquand, 83), las cintas de mafia encontraban un nuevo representante en Tony Montana con Caracortada (De Palma, 83), las adaptaciones de Stephen King seguían en voga con Cujo (Teague, 83) o Christine (Carpenter, 83) y la música se mezclaba con el cumplimiento de los sueños en Flashdance (Lyne, 83)

Valley Girl (1983)

Es en esta ecléctica época en el cine cuando una comedia romántica de culto nacería y pasaría un tanto desapercibida sólo para convertirse en material de culto con el paso de los años: La Chica del Valle, dirigida por Martha Coolidge, una especie de Romeo y Julieta ubicado en California donde una chica fresa de la zona del Valle conocerá a un chico punk de la ciudad.

Coolidge se respalda en Deborah Foreman como Julie y Nicolas Cage como Randy, los dos enamorados que tendrán que enfrentar el prejuicio y las diferencias de sus dos mundos para que su amor triunfe, esto alrededor de situaciones cómico dramáticas típicas del cliché cinematográfico de ese entonces aunque evitando caer en la fórmula del guionista/director más aplaudido de esa década, John Hughes (Se Busca Novio, 1984; El Club de los Cinco, 1985).

El reflejo ochentero de La Chica del Valle resuena mucho en su música al contener temas como “Who Can it be Now” de Men at Work, “Angst in my Pants” de la banda Sparks, “Love My Way” de Psychedelic Furs, entre otros, dando como resultado una mezcla muy particular entre el rock y el pop, dos frentes que sirven de guía para el relato de la cinta sin caer en el género musical.

Valley Girl (1983)

Esta combinación es ejemplificada de maravilla por dos partes fundamentales de esta banda sonora y que incluso tienen cameos dentro de la cinta de culto. Para empezar estan The Plimpsouls, agrupación liderada por Peter Case y Paul Collins, dos de las voces más poderosas del género power pop, subgénero del rock y que fueron trascendentales para el mundo de la música en EEUU en los tiempos post punk. Ellos representan a Rudy, a aquellos que viven mas allá del Valle y cuya forma de vida es mas rebelde, alocada y no tan colorida.

Esa parte contrasta radicalmente con lo visto del lado de los “fresas” del Valle, quien con las canciones de Josie Cotton, cantante que también tiene un cameo en la cinta, cuyas canciones alimentan su estilo conservador, sus colores pastel y la forma correcta de vida de los ricos, los privilegiados y aquellos que viven consentidos, representados en el filme por Julie y sus amigos.

La química entre Julie y Randy es palpable, siendo las diferencias entre los dos el principal motor del conflicto de la cinta. La eterna curiosidad de Julie por ver lo que hay más allá de la vida acomodada hace que Randy y su look rebelde o hasta andrajoso se vea atractivo pues abre una posibilidad de nuevos mundos, nuevas cosas por descubrir, esto al ritmo de una canción que convierte en el himno de los enamorados, “I Melt With You” de Modern English.

Five reasons why Valley Girl remains one of the best teen films ...

Sin embargo, como la mayoría de esos romances ochenteros, este relato tiene sus clichés vistos en personajes secundarios como Loryn (Elizabeth Daily) y Tommy (Michael Bowen) por el lado de Julie o el inseparable compañero de Randy, Fred Bailey (Cameron Dye), quienes influyen de una u otra forma en el devenir de la historia de amor de estos amantes dispares para encontrarse y huir de los prejuicios de unos y otros.

Ver a Nicolas Cage (antes de arreglarse la dentadura) en uno de sus primeros papeles estelares resulta en una mezcla de dureza con ternura y nobleza a la vez, al mostrarnos que los chicos rudos pueden ser adorables hasta el punto de aprender las lecciones y hacer lo imposible por su amor. Y qué decir de Deborah Foreman, quien curiosamente llegó al rol después de que Michelle Pfeiffer lo rechazara, quien hace una gran labor en hablar, actuar y comportarse como esa joven chica que de repente aspira a más.

Esos chispazos entre los protagonistas ayudan al flujo de la historia. Como dato curioso, Cage estaba encantado con su colega Deborah, al grado de que llegó a ser su crush y dedicarle una poesía escrita por él llamada “American Girl”, misma que ella a la fecha guarda. Incluso el mismo Cage dijo en una entrevista que “la adoraba, por lo que hubo muy poca actuación de mi parte”.

Valley Girl' Movie Facts | Mental Floss

Ellos dos son, junto a la banda sonora, el verdadero corazón del relato que a todas luces es básico pero nos convence, muy similar a lo ocurrido en Vaselina (Kleiser, 1978) cinco años antes, reproduciendo una época más actual, mas auténtica de esa vena de inicios de los 80 que tendrían mucho que dar, aunque no todo fuera bueno.

Así terminamos este viaje por el tiempo, donde una comedia romántica de culto representando una especie de obra shakesperiana en tiempos post punk que juega con mostrar la época tal cual era, sin tanta parafernalia, luces neón o explotación de lo que ahora ya es considerada cultura pop, sino solamente el reflejo de las diferentes visiones en medio de una década que apenas comenzaba y daría mucha nostalgia a futuro.

La Chica del Valle es, entonces, una cinta de culto que mereció un remake en estos años que trata de captar la esencia de esa locura inherente y cursileria fresa explotando ese factor de la memoria que tenemos de esa época.  Sin embargo, aunque tiene sus méritos al separarse de la original en forma y fondo, la visión de Coolidge sigue siendo refrescante al recordarnos que los 89 pueden ser imitados pero nunca igualados.

Tráiler Oficial

Ficha Técnica

  • Título Original: Valley Girl
  • Director: Martha Coolidge
  • Año: 1983
  • Elenco: Nicolas Cage, Deborah Foreman, Elizabeth Daily, Cameron Dye
  • Distribuidora: Atlantic Releasing
  • ¿Dónde se puede ver?: Amazon Prime Video US, iTunes y Formatos Caseros

CALIFICACIÓN: 8/10

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s