Categorías
Cine Cultura

FICM 2020: Sin Señas Particulares, un espejo de la realidad que deja frío

El Festival Internacional de Cine de Morelia, tiene en sus filas un filme muy fuerte y doloroso, “Sin Señas Particulares” de Fernanda Valadez, la cual forma parte de la sección de largometraje mexicano en la 18 edición del festival.

Durante la conferencia de prensa virtual, logramos charlar con la directora, Fernanda Valadez, también se contó con la guionista y productora Astrid Rondero así como de los otros productores Jack y Yossy Zagha, acompañados de la actriz Mercedes Hernández y actores, David Illescas y Juan Jesús Varela sin olvidar a la fotógrafa Claudia Becerril. 

El primer trabajo de Valadez en largometraje retrata la violencia de México, la cual se vive desde hace más de diez años. Es una ficción, que azota y procesa estos fenómenos y situaciones de desapariciones forzadas que se vive día a día. Para la directora, Fernanda Valadez, este trabajo tiene mucho peso: “Esto es un homenaje, creo que eso es lo que la inspira, para todos aquellos familiares de las personas desaparecidas que son una luz en una situación así de complicada.”

Dicho trabajo tomó más de 8 años y no fue un proceso fácil de seguir y de andar, así lo confirma Astrid Rondero:Fueron varios años de trabajo y creo que fue algo muy positivo, porque partimos de un cortometraje de tesis de Fer en el CCC. Entonces, eso nos dio un montón de experiencias para enfrentar todo este trabajo en largometraje con todos los retos que este implicaba en términos de producción. Por un lado. Y por otro, creo que radica un valor más grande y fue el haber madurado con este trabajo, desde el tema hasta la realización que debía sí o sí llevarse a cabo. Teníamos que contar esta historia sobre la violencia de México y decirle al mundo que no nada más esto sucede en la frontera, sino de igual forma en todo nuestro país y mundo.”

La película es un espejo, muy realista a pesar de ser una ficción de cómo las desapariciones forzadas son un problema que no encuentra la justicia necesaria. “Sin Señas Particulares” nos lleva a la historia de Magdalena (Mercedes Hernández), la cual emprende una travesía en busca de su hijo, desaparecido en su camino a la frontera con Estados Unidos. El recorrido de Magdalena entre pueblos y paisajes desolados del México actual la conduce a conocer a Miguel, un joven recién deportado de los EU que viaja de vuelta a casa. Así se acompañan, Magdalena buscando a su hijo, y Miguel esperando ver a su madre de nuevo, en un territorio donde deambulan juntos víctimas y victimarios.

Y en un mundo de ficción que es rodeado por el miedo y la desolación; la fotografía de Claudia Becerril nos da una calma ocular y necesaria para palpar cosas bellas. Becerril menciona lo siguiente sobre su trabajo: “La foto se trabajo durante un año en compañía de Fer, desde el scouting hasta lo técnico. Al ser un crew tan pequeño, se formó una familia; fue rico ir a buscar las locaciones. Muchas cosas que Fer veía en los paisajes, las integraba en la historia. Mucho de la fotografía se descubrió durante el scouting de la misma, lo cual funciona como algo inspiracional y aporta un gran valor para lo que ves dentro de esta cinta.”

La desaparición forzada es un suceso que crece mucho más en México, siendo una problemática con una estadística sangrante y pulsante para la sociedad. Así que el realizar este proyecto, es como hacer una carta para que no se ignore lo sucedido en nuestra realidad.

La importancia de este proyecto es única y el cual dejó sin palabras a Jack Zagha, uno de los productores de la cinta, el cual con sus propias palabras describe el trabajo de Fernanda y Astrid de la siguiente manera:

“Cuando yo leí el guion de Fernanda y Astrid, la verdad me dejó sin palabras. Me dieron una clase de guionismo de cómo ir contando la historia. Sentí que tenía que ayudar, en lo que pudiera, debería apoyar a que esta historia saliera a la luz. Era una historia con mucho valor en las personas que estaban detrás de ella y las cuales tenían que descubrir el tema de la violencia, desde dónde viene y cómo sucede y sobre todo desde el punto de vista de una madre buscando a su hijo; probablemente eso es como el derecho más grande que puede existir. La historia y película más que nada, es algo que te deja frío al contarnos algo sutil con momentos que caen en lo poético; los cuales van construyendo poco a poco un camino de encrucijadas con giros que jamás puedes imaginar. Para bien o para mal, más la primera, no logramos conseguir el presupuesto requerido y aunque eso hizo que esto sea una película más chica, nos permitió utilizar locaciones más reales, nos permitió mucha movilidad y conectar con lo natural.”

A la conversación de Jack, Yossy Zagha añade lo siguiente: “Yo aplaudo la claridad que tuvo Fernanda para este proyecto. Aunque Jack comentaba lo del presupuesto apretado; este trabajo hizo muchas maravillas, las cuales nos demostraron como hacer las cosas y como resolver los problemas. Nosotros no estuvimos en el rodaje, pero desde el guion como comienzo y la última escena, creo que lograron un trabajo que conmueve. Es uno de esos trabajos que no deben pasarse por alto. Es un trabajo único que trae a la mesa el tratar de resolver esto y poner las bases para cambiar esto.”

Este proyecto ha sido de largo aliento con una narrativa más coral y menos naturalista, el cual permite explorar el interior de los personajes y al mismo tiempo abordar los fenómenos sociales que inspiran este proyecto. Si bien, el guion, director y productores forman parte fundamental de dicho proyecto, creo que esto no sería nada posible sin las actuaciones de Mercedes Hernández, Juan Jesús Varela y David Illescas.

La preparación para el personaje de Magdalena fue un camino duro, desgarrador y un reflejo de dos puntos de madres que buscan con desesperación a sus desaparecidos. El trabajo de Mercedes Hernández fue una carga de sentimientos y que en palabras de ella es lo siguiente: “Por desgracia hay muchos testimonios, digo por desgracia, porque hay muchos casos, testimonios y noticias que salen a diario, las cuales pueden inspirar a Magdalena. En mi proceso de actuación, me acerque a un texto llamado ´Impacto Psicosociales de los familiares desaparecidos´, para entender ese impacto que las familias tienen ante estos casos, quería entender esas fuerzas que buscan para un buen resultado. Cuando Fer me mostró el guion, me di cuenta de que todo estaba blindado, nada estaba suelto y yo, no tenía que justificar nada del personaje o algo que estuviera suelto. Eso fue fácil y entendible, con cada paso que daba me di cuenta de que esto determinaría bien el camino escrito y actuado que se estaba proyectando.”

Siendo uno de los personajes principales y el desaparecido, Juan Jesús Varela, tiene un camino en esta road movie con tintes de thriller, el cual busca una oportunidad de Guanajuato a Estados Unidos; aunque de cierta forma llega a ser parte del fichaje del crimen organizado. “Como lo dijeron al principio -comenta Varela- esto es un problema, no pequeño, es demasiado grande. Y el cual no respeta edades. No se puede enfrentar de la manera fácil. Así que el papel que yo tomé de este chico, en realidad traté de expresarme como un joven en medio de esa guerra y miedo.”

Siguiendo con la charla, David Illescas comenta sobre su personaje, el cual busca una vida diferente como emigrante: “Cuando tú dejas tu origen y tratas de regresar, todo es diferente, la situación es real y visible. A mí me tocó vivir la deportación y es algo muy triste, brutal. Así que mi personaje me ayudó a avanzar tanto en la ficción como en la vida real y por medio de mis vivencias, pude nutrir más ese desarrollo.”

El trabajo de Fernanda Valadez viene de haber ganado Horizontes Latinos en la edición pasada del cine de San Sebastián. “La película es muy chiquita, creo que la ayuda de los hermanos Zagha fue importante para esto. Todo fue positivo para el proceso, lo cual nos ayudó a experimentar con actores y desarrollo. La sorpresa fue cuando los premios llegaron, la libertad estaba ahí y no sé si sea la palabra, pero con esa alegría que no venía de la expectativa los recibimos.” comenta Valadez sobre los premios de San Sebastián. También es acreedora a dos Premios Internacionales de Sundance, Premio del Público y Mejor Guion.

Bien, hay que mencionar que la historia radica en la violencia y se han encontrado dos tipos de espectadores. Aquellos que se dejan llevar y comparten el viaje de Magdalena y solamente entender la perspectiva de ella. Mientras otros espectadores piden respuestas a las causas, los cuales necesitan resolver todo desde el cuestionamiento.

La historia, desde su creación fue difícil, por estar basada en hechos reales y la cual refleja la violencia, así como el sentimiento de reflexión. “El trabajo que hicimos Fer y yo, fue bajo investigación gracias a algunos periodistas y lo que hay de ello. Todo es tan loable. Esto nos hizo pactar en no acercarnos a las familias o las propias víctimas por ser una ficción, teníamos que marcar una distancia, la cual logramos a la perfección en la cinta. Creo que el tener un presupuesto apretado y pequeño, nos hizo acercarnos a una realidad precisa.” comenta Rondero sobre la creación de la historia.

“La película es un proyecto para todo México, el cual puede establecer una conversación y debate con un tema relevante; claro -menciona Valadez-, la película no dará una respuesta, pero nos hará reflexionar sobre el día a día, planteando muchas preguntas.” El resultado de este proyecto dejará al espectador con dolor y una sensibilización de varias partes. “Duele, pero es de esos proyectos que te incitan a hacer algo para mejorar lo que se encuentra a tu alrededor” dice Jack Zagha.

“Creo que la forma de resolver este trabajo nos aleja de algo, pero nos acerca con un lenguaje diferente a otros. Fue fuerte el trabajo de Fernanda y Claudia, pero lo logramos.”, menciona Rondero.

“Sin señas particulares” se convierte con cada paso en una historia de camino, un road movie con tintes de thriller que transita por algunos de los insólitos y complejos parajes del México actual gracias a la fotografía de Claudia Becerril. Tomando fuerza con las actuaciones de Mercedes Hernández, Juan Jesús Varela y David Illescas, los cuales le dieron vida a cada escenario y paisaje para conectar de una manera más real con el espectador. Aunque hubo limitaciones presupuestales, eso hizo que este proyecto tuviera más creatividad y tomara fuerza con su ficción desde una perspectiva única, dándole sentido a la historia y personajes. Una película que te muestra el desventurado camino de la migración, así como un destino incierto, en ocasiones, sobre la violencia que se vive en México.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s