‘En La Oscuridad’, un sci fi horror sin mucha luz

Los encuentros cercanos con seres de otros mundos o especies han dado pauta a cintas de ciencia ficción que van desde lo familiar a lo terrorífico. Basta con recordar la época de los clásicos en los 40s y 50s de Hollywood donde los alienígenas se presentaban como una amenaza a la forma de vida en el planeta en cintas como El Día que la Tierra se Detuvo (Wise, 1951).

Después, estos encuentros se abrieron paso hacia lo familiar y fantástico con las cintas de Steven Spielberg, Encuentros Cercanos del Tercer Tipo (1977) y el carismático E. T. El Extraterrestre (1982) aunque también desataron una nueva especie de terror espacial con el sci fi horror de Ridley Scott, Alien El Octavo Pasajero (1979), haciendo que los seres de otros planetas se convirtieran en amigos o enemigos.

Siguiendo la segunda línea, llega a salas mexicanas la cinta En La Oscuridad, de Padraig Reynolds, donde el director y guionista de la cinta trata de darle un giro distinto a la amenaza extraterrestre y las abducciones pero se queda en las buenas intenciones al presentarnos el relato de la familia Knox y los extraños seres que viven en su hogar.

Después de una crisis nerviosa que ocasiona la separación de su esposo, Annie (Jessica Madsen) y su hija Emily (Opal Littleton) regresan a la casa de campo que pertenece a su familia para tratar de tener una segunda oportunidad y una nueva vida. Pero las cosas no serán tan sencillas para ellas cuando unas extrañas luces comienzan a aparecer alrededor y la casa pareciera estar habitada por alguien, unos extraños monstruos que amenazan su existencia.

La premisa tiene algunos elementos interesantes en cuanto a la ambientación que remiten a otras cintas que tocan también este suspenso/horror de criaturas extraterrestres. Tenemos los campos de maíz que nos recuerdan esa sensación de miedo en Señales (2002), de Shyamalan o ese juego de luces amenazante y desconocido que acosa a Milla Jovovich en El Cuarto Contacto (2009).

El problema, ya sea por el bajo presupuesto de la cinta o por las intenciones de hacer algo diferente por parte de Reynolds, es justamente que desaprovecha estos elementos que tenía a su favor para generar una atmósfera que contagie de cierto sentido de peligro, cayendo un poco en el drama familiar que no ofrece más que un dilema típico donde la sanidad mental de la protagonista es cuestionada hasta las vueltas de tuerca que se vuelven un tanto insulsas o sin sentido hasta llegar a lo predecible.

Y es que los esfuerzos que hace el realizador para dar este cambio al enfoque de las abducciones a nivel argumental acaban por ser contraproducentes en el desarrollo de su relato, mismo que va de una narración no lineal y un tanto confusa a algo completamente lineal y predecible que acaba por seguir las fórmulas ya establecidas en ese subgénero de sci fi horror.

Sin embargo, no todo es malo. A pesar de que la historia tiene muchos altibajos, los aspectos técnicos son algo que si resalta en el filme. La fotografía, por ejemplo, en donde destacan los colores verdes y amarillos, hace que el lugar donde sucede la trama se sientan aires de incomodidad, de rareza y ayudan ligeramente en la ambientación.

Otro aspecto destacado son los efectos prácticos, algo que se debe aplaudir en épocas donde se busca hacer todo por CGI. Aquí, Reynolds aboga por una criatura muy bien diseñada y que depende de la vieja escuela del maquillaje y el diseño a la cual le saca lo mejor posible con todo y los problemas en el desarrollo de la historia, sus motivaciones o incluso sus orígenes.

Las actuaciones se sienten como salidas de una cinta para televisión, sensación que a veces se puede percibir mientras la cinta se desarrolla. Un poco acartonados, fallan en transmitir un sentido de empatía hacia sus actos, incluso es dificil aceptar el arco que la protagonista sufre justo por los problemas en la escritura y la actuación un tanto unidimensional de la actriz.

Rodeado incluso de una musicalización que se inclina más por el efectismo de buscar una reacción en el espectador que por ayudar a la ambientación de terror necesaria en el filme y que no encuentra del todo, la cinta de Padraig Reynolds nos demuestra que aunque la idea sea buena y el giro diferente valga la pena, se necesita encontrar un buen desarrollo, un balance adecuado que no encuentra ni en el sci fi ni en el terror, haciendo que En la Oscuridad caiga entre la sombras de proyectos interesantes que acabaron por no funcionar del todo.

FICHA TÉCNICA

Título Original: Dark Light Director: Padraig Reynolds Año: 2019 Elenco: Jessica Madsen, Opal Littleton, Ed Brody, Kristina Clifford ¿Dónde se puede ver?: Exclusivamente en Cinemex Calificación: 5 / 10

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s