El museo de La Academia obtuvo el único modelo sobreviviente del tiburón de Jaws

El Museo de la Academia ha concluido la instalación de uno de los objetos más icónicos de su colección permanente: el único modelo de tiburón a escala real sobreviviente de la película Jaws, nominada al Oscar en 1975. Este acontecimiento aumenta la expectativa en torno a la tan anticipada inauguración del Museo de la Academia el 30 de abril de 2021, en el cual el modelo de 7.6 metros (apodado “Bruce the Shark”) se exhibirá sin costo al público.

Jaws, dirigida por Steven Spielberg, ganó el Oscar en las categorías de Edición, Sonido y Guion Original y estuvo nominada a la Mejor Película en la 48 edición de los premios Oscar de 1976. El modelo monumental es la cuarta, última y única versión sobreviviente del modelo de tiburón derivado del molde original de Jaws.

La creación del famoso tiburón mecánico —que se rumora que Spielberg apodó “Bruce” en honor a su abogado— estuvo a cargo del director de arte Joe Alves, cuyo esquema original ilustra el cuerpo de 7.6 metros de largo, la cabeza de 181 kilos y la mandíbula de casi 1.5 metros de ancho. Los tres moldes de producción utilizados en la pantalla, fundidos en látex y caucho, se pudrieron y destruyeron. La versión del tiburón en el Museo de la Academia, elaborada en fibra de vidrio para que los visitantes pudieran fotografiarse junto a él en Universal Studios Hollywood como parte de la expectativa en torno al estreno de la película en 1975, sobrevivió en Universal hasta 1990, año en el que llegó al negocio de chatarra de la familia de Nathan Adlen en Sun Valley, California.

El modelo fue autentificado en el 2010 por Roy Arbogast, un integrante del equipo original de efectos especiales de la película Jaws, y en el 2016, Nathan Adlen lo donó al Museo de la Academia. El museo trabajó con el artista de efectos especiales y maquillaje Greg Nicotero, cofundador de KNB EFX, para restaurar meticulosamente el tiburón de fibra de vidrio, que se encontraba en malas condiciones tras permanecer al aire libre durante 25 años.

Una vez concluida la restauración, el Museo de la Academia emprendió la difícil tarea de llevar el objeto más grande de su colección al lugar donde se exhibiría. Debido al gran tamaño del tiburón, era imposible trasladarlo en los elevadores del museo. Por lo tanto, un equipo de expertos en manejo de arte, ingenieros y trabajadores de la construcción retiraron dos paneles de la cortina de vidrio del edificio e introdujeron cuidadosamente a Bruce en el edificio.

En su nuevo hogar, Bruce se encuentra suspendido a 9 metros sobre el tercer piso del Museo de la Academia, diseñado por el arquitecto ganador del premio Pritzker, Renzo Piano, donde el público puede disfrutarlo nuevamente. En su nueva ubicación, Bruce puede verse desde muchos puntos estratégicos dentro del museo, así como desde las calles Fairfax Avenue y 6th Street.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s