Bacurau: tierra de nadie: ¡no somos el patio de nadie!

Sucede mucho que en la búsqueda colonialista de los países desarrollados, en el pasado, colonias, sexo, asesinatos, robos, etcétera… no sucedía. Funcionaba como un tipo de limbo donde las acciones no eran castigadas y tampoco se hablaba de ello. Los países europeos y anglosajones al colonizar a países como México y toda Latinoamérica, habitaron y se forjaron en la injusticia cultural, donde, de alguna manera suplantaron: religión, tradiciones, economía y política, e incluso se mezclaron con las nativas con fines de entretenimiento sexual.

Bacurau: tierra de nadie” es una ficción acerca de un pueblo que ha sido olvidado por todos a su alrededor, explotado y utilizado por sus políticos y ahora, será parque de diversión de un grupo de extranjeros que, aprovechándose de esas características, los desaparecerán del mapa solamente por diversión. Este grupo de extranjeros saciará su sed de violencia y muerte con todo un pueblo. Sin embargo como no quieren ser castigados o enjuiciados, lo harán en alianza con los gobernantes de la región.

Una interesante premisa en la que se pueden ver dos lecturas interesantes: una película de terror al estilo “The hunt” o bien, una crítica social y política muy de “The purge. Ambas opciones están los géneros del suspenso y la sátira, pero también ambas hacen observaciones interesantes acerca de diversas teorías de conspiración de las cuales hemos sabido y conocido muchas veces. “Bacurau: tierra de nadie” representa un sector de la población, que bien o mal, se interpone entre los intereses políticos nocivos de sus gobernantes y que, gracias a esto, es un blanco fácil para el turismo negro.

Cualquier parecido con la realidad es tan solo un paralelismo con lo que vivimos actualmente en el mundo. Probablemente no hay la certeza de que los directores y guionistas de esta historia hayan querido plasmar, de alguna manera, los juegos titiriteros que las grandes élites mundiales organizan no solo para crear mejor riqueza por medio del negocio de la muerte, sino también, los planes de diezmar a la población mundial por medio de distintas estrategias financieras, alimentarias y salubres. Es un nuevo tipo de colonización en la cual, entrando en teorías conspirativas, solo quedará un sector de la población al servicio de los más fuertes. Todo llevado a cabo por medio de la subordinación social gracias a la dependencia de la tecnología, el entretenimiento y la salud.

Todo esto se lee fuera de la realidad, sin embargo hay un precedente importante gracias al estudio de Siegfried Kracauer, escritor, periodista y teorizador sociológico que cerca de los años treinta escribió un libro llamado: “From Kaligari to Hitler”, donde pone sobre la mesa la idea de la predisposición de la sociedad alemana de ese tiempo a tener a un tirano por gobernante. El sociólogo y periodista escribía sobre cómo las películas como “El Golem” (1920) de Paul Wegener, “El estudiante de Praga” (1926) de Henrik Galeen y  “El gabinete del Dr. Caligari” de Robert Wiene (1920) por medio de sus personajes seductores y manipuladores, predisponían al pueblo alemán a seguir ciegamente a alguien que, por medio del fanatismo político y propagandístico, llevara un mensaje que los controlara a todos por igual: ricos, pobres, trabajadores, hombres y mujeres a obedecer órdenes sin cuestionar antes de ejecutar. 

De este modo Kracauer estableció de manera teórica, como las películas de esta época sirvieron para fines educativos a toda una sociedad y que está, subsecuentemente estuviera mucho más abierta a recibir órdenes por medio de un manipulador cómo lo fue Adolf Hitler durante la Segunda Guerra Mundial.

Los directores de Bacurau, Mendonça Filho y Dornelles

El punto es que, hay mensajes dentro de las películas como “Bacurau: tierra de nadie” y otras que se colocan como referencia ante planes que algunas personas quieren que vayamos asimilando de forma paulatina. El objetivo es que nuestro cerebro al verlo en una película lo asimile como ficción y en el momento que suceda el golpe psicológico no sea tan fuerte y lo filtre colmo algo que no es real, hasta que es demasiado tarde. 

La película es interesante desde varios puntos: como entretenimiento del género del suspenso, pero también como un estudio sociológico adelantado acerca de las intenciones de unos cuantos ante el resto de la humanidad. Tema interesante cuando se ha descubierto algunos planes oscuros de grandes elites al manipular las industrias del entretenimiento, la salud, la política y las propias ideologías sociales.

Bacurau: tierra de nadie” pronto tendrá su estreno en cines por medio de Cine Canibal.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s