Categorías
Cine

El Reverendo (Reseña)

Moral, sufrimiento y religión

Desde su fundación en 2012, A24 se ha convertido en el hogar de las películas de autor. Con temáticas que para las grandes corporaciones son “poco rentables” o “muy arriesgadas”, los neoyorquinos han concentrado sus esfuerzos en brindar al público un respiro a los blockbusters que inundan el mercado, algo que se demuestra de nueva cuenta con El Reverendo, otro gran trabajo de Paul Schrader.

A lo largo de casi 5 décadas, Paul Schrader se ha posicionado como uno de los guionistas más respetados de la industria. En su haber, se encuentran varias de las mejores historias del cine: Taxi Driver (1976), Raging Bull (1980), The Mosquito Coast (1986), La Última Tentación de Cristo (1988) o Al Límite (1999), por mencionar algunas. Toda esta trayectoria le ha dado la oportunidad a Schrader para que haga su propio camino como director y que han dado buenas cintas como American Gigolo (1980) o Cat People (1982), aunque sin la brillantez que le ha caracterizado como escritor. Sin embargo, la mediocridad de los últimos años se derrumba con El Reverendo, una cinta que posee una solidez tanto en el contenido como en la forma.

Ernst Toller (Ethan Hawke) es un reverendo de una pequeña pero histórica iglesia perteneciente a la Abundant Life, una rama evangélica del cristianismo y que esta a punto de cumplir 250 años de existencia. Sin embargo, el encuentro de Toller con el activista ambiental Michael Mensana (Philip Ettinger) y su esposa Mary (Amanda Seyfried) radicaliza poco a poco su ideología que lo llevará a revivir viejas (y peligrosas) crisis.

A través del choque de las visiones de Toller, Michael, Esther (una miembro de la Iglesia que esta enamorada de Toller) y Abundant Life da pie a múltiples discusiones relativas al aborto, al activismo, al medio ambiente (este siendo el que más veces se toca pero de diferentes maneras), la religión misma y la ética que se enfrenta a la fe.

Destaca la construcción de personajes, sobre todo el de Toller, un reverendo al que el espectador va conociendo tanto en la vida cotidiana (en la cual es líder de una pequeña congregación) como en las situaciones límites que irán ocurriendo a partir de la llegada a su vida del matrimonio Mensana. Resulta interesante como pese a su entrega a la labor religiosa, Toller no es un fanático sino que a través de la doctrina busca ayudar.

Resulta interesante el uso del protagonista como narrador, que no busca describir lo que sucede sino que expresa sus pensamientos y sentimientos, de los cuales lleva un registro a manera de diario. La función de este último va cambiando conforme pasan el tiempo, primero usado como una especie de terapia para después ser un auténtico debate interno.

La fotografía así como la dirección de cámaras ofrecen un deleite visual gracias a la utilización, mayormente, de luz natural. Además de esto tomas abiertas, movimientos de cámara que acentúan la dimensión de los lugares (destacables los seguimientos a distancia para lograr una simetría pulcra) y un aprovechamiento visual de las locaciones dotan a la cinta de un espíritu pueblerino, estéticamente atractivo, con colores sumamente llamativos (cielos con tonalidades casi fosforescentes) y el uso de la luz para crear contrastes emotivos.

La música logra transmitir tensión y alimenta un ambiente de asfixia en los momentos de mayor impacto. El minimalismo y monotonía latente va acorde al tono de la película, logrando que la crudeza de las diferentes escenas conecte de manera efectiva con el espectador.

Las actuaciones son comprometidas y de gran nivel. Amanda Seyfried ofrece un abanico emocional . Por su parte, Ethan Hawke entrega una actuación notable, demostrando nuevamente su compromiso para cada personaje, consiguiendo otra magnífica interpretación que no solo soporta el peso de la cinta sino que le da los matices necesarios para brillar.

Por último, hay momentos de verdadera sorpresa que si el espectador no ha conectado con la película le pueden parecer sin sentido y el ritmo, que va por lapsos a fuego lento con poca acción (aunque con muchas cosas que llaman la atención), pueden no ser del agrado del público casual, además de concluir de manera abierta a la interpretación.

El Reverendo es una de esas cintas emblemáticas que con el tiempo llega a ser un clásico. Creando un debate interno en el espectador, Paul Schrader demuestra que se pueden ofrecer historias profundas y atractivas sin necesidad de pirotecnia visual. Se hace mucho con poco.

A24 nuevamente consigue ser una opción real para quienes buscan películas que tienen un balance genial entre forma y sustancia, que hacen de esta película un destino obligado para todo cinéfilo.

Tráiler Oficial

Ficha Técnica

  • Título Original: First Reformed
  • Director: Paul Schrader
  • Año: 2017
  • Elenco: Ethan Hawke, Amanda Seyfried, Cedric the Entertainer, Michael Gaston, Victoria Hill, Philip Ettinger, Bill Hoag, Michael Metta, Frank Rodriguez
  • Distribuidora: A24
  • ¿Donde se puede ver?: Google Play, iTunes, Cinépolis Klic

CALIFICACIÓN: 9/10

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s