Categorías
Cine

En El Nombre Del Padre (Reseña)

La injusticia no se olvida

Tras dos películas que supusieron un comienzo formidable, Jim Sheridan estrenaba en 1993 una poderosa cinta que rescata la historia de losCuatro de Guildford, uno de los errores más grotescos en la historia judicial británica.

Durante la década de 1970, el Ejército Republicano Irlandés Provisional (IRA por sus siglas en inglés) lidero una sangrienta guerra contra el Imperio Británico, afectando sobre todo a la población de Irlanda del Norte. En medio del infierno que resultó el enfrentamiento, a finales de 1975, ocurrieron dos explosiones que dejaron como saldo 7 muertos.

Tras este terrible hecho, el gobierno británico aprueba la Ley de Prevención del Terrorismo la cual permitía detener por 7 días a cualquier sospechoso sin necesidad de pruebas. El abuso de poder causado por esto cobró sus primeras víctimas inocentes con la detención de 11 personas condenadas injustamente. Entre ellas, el joven Gerard “Gerry” Conlon, su padre Giussepe Conlon y parte de su familia.

Este hecho lamentable es la historia en la que se basa En El Nombre del Padre, donde además de ilustrar lo anterior, cuenta parte de la estancia en la cárcel por parte de Gerry y su padre, así como la lucha encabezada por la abogada Gareth Peirce por lograr la justicia tanto para los Conlon como para el resto de acusados.

Usando como material base el libro autobiográfico “Proved Innocent” escrito por el propio Gerry Conlon, Jim Sheridan junto a Terry George (Hotel Rwanda, 2004) construyen un sólido y emotivo guión que junto a la fantástica dirección de Sheridan, establecen una fuerte conexión con el espectador, ya que transmite todo el drama e impotencia de esta historia.

Gran parte de la efectividad del relato se debe a una condena recurrente a la violencia perpetrada por ambos bandos. Se muestra tanto la brutalidad y cinismo por parte de las autoridades británicas como el cruel sentimiento de vengaza por parte del IRA, que orillaba a sus propios compatriotas a irse de sus hogares.

Sumado a esto, la bella pero sombría fotografía de Peter Biziou (The Truman Show, 1999; Pink Floyd-The Wall, 1982) hace aún más poderoso el ánimo de toda la cinta. Tonos opacos (como de un cielo nublado), tomas generales que transmiten tanto la claustrofobia de la cárcel como la esperanza generada por las manifestaciones o la misma unión entre los reos tras una tragedia que logra varias secuencias inolvidables.

La música a cargo de Trevor Jones (El último mohicano, 1992; Labyrinth, 1986) le da mayor efecto a cada secuencia, haciendo que se conecte de manera auténtica con los personajes centrales. El espectador vive cada momento de sufrimiento o triunfo como una experiencia personal o como algo que le esta sucediendo a un familiar cercano.

El realismo conseguido se debe en gran medida a la buena labor en los vestuarios de la época, a la impactante recreación de trifulcas, del ambiente carcelario y sobre todo, al clima político-social que se representa por creíbles personajes secundarios que van desde líderes del IRA, policías que abusan de su autoridad, autoridades corruptas y civiles que pronto se convierten en activistas.

Otro punto formidable de la cinta son las actuaciones. Daniel Day-Lewis (Mi Pie Izquierdo, 1989; Petróleo sangriento, 2007; Lincoln, 2012) quién a través de la piel de Gerry demuestra una vez más sus capacidades para interpretar papeles distintos y entregar interpretaciones magistrales, algo que le valió una nominación al Oscar a Mejor Actor Principal. Un acento norirlandés genuino, una evolución del personaje palpable y un poderoso abanico emocional, son componentes de su gran labor.

Magistral resulta el Giuseppe de Pete Postlethwaite (Tocando el viento, 1996; Los sospechosos de siempre, 1995), quién refleja a la perfección la fragilidad física y una inquebrantable fe que serán el motor de cambio para su hijo. Su genial desempeño le valdría una merecida nominación al Oscar a Mejor Actor de Reparto.

Por su parte, Emma Thompson (Howards End, 1992; Sense and Sensibility, 1995; Lo que queda del día 1993) interpreta a la abogada Gareth Peirce y en una espectacular actuación como la incasable defensora que hará todo lo posible por re abrir el caso con el fin de conseguir la libertad de las 11 personas. Nuevamente, una nominación al Oscar a Mejor Actriz Principal.

Por último, tanto el ritmo manejado como la cronología no lineal ayudan a que las más de dos horas sean fluidas y suficientes para conocer el panorama completo. De principio a fin, la experiencia será semejante a una montaña rusa donde la inconformidad, la impotencia, la tragedia y la esperanza conviven para deleite del espectador.

En el nombre del padre es una de esas cintas que enamoran tanto al cinéfilo como al público casual desde la primera vez. Una película redonda en todos sus aspectos que funge como recordatorio de que las injusticias jamás se deben pasar por alto ni mucho menos olvidar.

Tráiler oficial

Ficha Técnica

  • Título Original: In the Name of the Father
  • Director: Jim Sheridan
  • Año: 1993
  • Elenco: Daniel Day-Lewis, Emma Thompson, Pete Postlethwaite, John Lynch, Beatie Edney, Mark Sheppard, Don Baker, Frank Harper, Saffron Burrows, Tom Wilkinson, Gerard McSorley
  • Distribuidora: Universal Pictures
  • ¿Donde se puede ver?: Cinépolis Klic, Google Play, iTunes, YouTube

CALIFICACIÓN: 9.5/10

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s