Categorías
Cine

Los Hermanos Willoughby (Reseña)

Una hermandad de desventuras no tan infantiles

La animación siempre ha sido un recurso para contar historias que, como todo género en el séptimo arte, puede dar resultados muy gratos sea cual sea la técnica en que se realice. Ya sea con los avances digitales en 3D que cada vez avanzan más como lo usa Pixar y sus respectivas competencias, así como la animación tradicional en 2D de los Estudios Ghibli o el stop motion que es el estandarte de compañías como Laika o Aardman Studios.

Incluso en el mundo del streaming Netflix comienza a entrar en ese ámbito para presentar competencia, cosa que con dos cintas animadas del año pasado le resultó para bien al obtener dos nominaciones a los Premios de la Academia gracias a “Perdí mi Cuerpo” (Clapin, 2019), una extraña aventura de una mano cercenada que busca regresar a quien pertenece o la familiar “Klaus” (Pablos, 2019) que le regaló al público un emotivo relato acerca de los orígenes del mito de Santa.

Toca entonces el turno a Los Hermanos Willoughby, cinta que llegó hace poco a este servicio y que, dirigida por Kris Pearn (Lluvia de Hamburguesas 2, 2013) ayudado de dos co-directores con experiencia en el género (Evans y Lodermeier) traen la adaptación de este cuento infantil escrito por Lois Lowry que resalta por su tono cómico con tintes satíricos a los clásicos literarios para niños.

La historia nos presenta a los Willoughbys, una familia que vive alienada de la sociedad real y que conserva el legado familiar por generaciones. Hasta que un día, Tim (Will Forte) y sus hermanos llegan al mundo donde su relación con Padre (Martin Short) y Madre (Jane Krakowski) resultan ser malas. Así, estos cuatro hermanos deciden tomar cartas en el asunto mandando a sus padres de vacaciones en un viaje tan peligroso como el que ellos están a punto de tomar para descubrir una cosa: el verdadero significado de la familia.

Esta animación también producida por Bron Studios usa el recurso del stop motion de buena forma, recordando un poco lo hecho por Laika, pero con una temática diferente. Y es que desde que vemos a sus personajes, comenzando por ese peculiar narrador gatuno (con voz de Ricky Gervais) sabemos que este relato no es otra historia común de cuento infantil.

La principal virtud de Los Willoughbys radica justo en eso, ya que está completamente influenciada por los cuentos clásicos en muchos sentidos. El inicio remonta a Lemony Snicket y una Serie de Eventos Desafortunados, además de otros guiños a relatos como Charlie y la Fábrica de Chocolates de Roald Dahl, la nana Mary Poppins creada por Pamela Lyndon Travers, entre otros relatos de finales de siglo XIX y principios del XX, mismas a las que la autora Lowry les quería rendir un tributo a manera de comedia.

Los hermanos son opuestos entre sí y cada uno se distingue de los otros de buena manera. Tim es delgado con aires de grandeza y orgulloso de ser un Willoughby. En el caso de su hermana, Jane (Alessia Cara) es alguien a quien le gusta cantar, sin temor a la aventura y los hermanos menores Barnaby A y Barnaby B son ingeniosos, inteligentes y traviesos. La conjunción extraña de estos personajes y su búsqueda por sentirse como familia es lo que lleva el peso del relato.

Sin embargo, no se muestra de manera convencional ya que la comedia a veces ácido, a veces negra, permea todo el ambiente, rodeando a la cinta de un aura que, más allá de la obviedad del cuento, resulta atractivo para chicos, adolescentes y adultos. Eso y los colores utilizados en la animación le dan una identidad propia que destaca.

Aunque el relato de los hermanos no es perfecto en su escritura y a veces es un tanto caótico de tantas cosas a las que tienen que enfrentarse, la aventura de los Willoughbys resulta entretenida en la hora y media de duración del filme, presentando incluso personajes secundarios como la Nana (Maya Rudolph) o el Comandante Melanoff (Terry Crews), ambos con reminiscencias de otros personajes de la literatura infantil clásica, que hacen de esta búsqueda de lo que es una verdadera familia algo interesante.

The Willoughbys: explicación del final de Los hermanos Willoughby ...

Tocando temas como la orfandad o la mala crianza de los padres, el relato de los Willoughbys resulta un grato recordatorio animado de la importancia de los lazos y la familia de una manera curiosa, donde la animación colorida nos mete en ese mundo ficcionalizado retorcido que usa las fórmulas establecidas del género dándole vuelta a la tortilla en situaciones que usualmente no pasan del todo en los cuentos.

Así, Los Hermanos Willoughby llegan para quedarse y enseñarnos un mensaje familiar sin llegar a ser una cinta brillante pero sí bastante cumplidora, recordándonos que en estos tiempos extraños no está nada mal el retomar esos viejos cuentos infantiles que, generaciones atrás, funcionaban justamente para formar a los pequeños y enseñarles valores, algo que nos recuerda la esencia de la palabra familia.

Tráiler Oficial

Ficha Técnica

  • Título Original: The Willoughbys
  • Director: Kris Pearn 
  • Año: 2020
  • Elenco: Leah Lewis, Daniel Diemer, Alexxis Lemire.
  • Distribuidora: Netflix

CALIFICACIÓN: 7/10

Una respuesta a “Los Hermanos Willoughby (Reseña)”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s