Categorías
Cine

NO ONE LEFT BEHIND: Guillermo Arriaga y las reflexiones fronterizas

Es innegable que en la obra del escritor y director Guillermo Arriaga hay ciertos confines temáticos comunes tales como la muerte, las interrelaciones humanas entre personajes dentro de una ciudad o territorio o incluso los problemas y choques culturales entre diferentes culturas y sus debidas fronteras. Este último enfoque es el que Arriaga toma como base para hacer su cortometraje de nombre No One Left Behind (2019), donde podemos ver ese choque cultural entre dos naciones, dos perspectivas del mundo que resultan muy diferentes pero que a la vez son complementarias entre sí.

We are one”, un festival para ver cine en pijamas - Artes y ...

La frontera es algo que para este Licenciado en Ciencias de la Comunicación egresado de la Universidad Iberoamericana que además presume de una maestría en Historia ha sido algo intrigante, tanto como las relaciones entre personas sin importar las diferencias sino los puntos de unión. Incluso el tema de la muerte que da pauta a una nueva perspectiva de la vida es otro asunto que, durante su obra como escritor, guionista y director siempre le ha atraído.

Desde aquella lejana época en que la unión con Alejandro Gonzalez Iñárritu dio como fruto la historia de Babel (2006) vemos a un Arriaga que, cinematográficamente hablando, busca explotar un relato donde las fronteras del idioma y las diferentes situaciones que los protagonistas enfrentan entre sí se trastocan, afectando directamente unas a otras. Incluso aquí, con la historia de la nana Amelia (Adriana Barraza) vemos esa visión crítica y mordaz acerca de los problemas migratorios entre México y Estados Unidos, llevando esta parte a un desenlace donde es deportada debido a sus malas decisiones. 

El enfoque de Arriaga para este corto remite un poco más a su guión ganador de la Palma de Oro en el Festival de Cannes 2005, Los Tres Entierros de Melquiades Estrada (Lee Jones,  2005), ópera prima del actor Tommy Lee Jones donde el escritor une el relato del ranchero Pete Perkins (el mismo Lee Jones) y su mejor amigo Melquiades (Julio César Cedillo), misma amistad que llega a un trágico desenlace que propone un giro en el relato al involucrar a un novato de la infame “Border Patrol”, ofreciendo al espectador diferentes puntos de vista acerca de los problemas fronterizos.

En No One Left Behind vemos a ese Arriaga que toma de nuevo ese punto de unión de la muerte de un mexicano de nombre Miguel, un joven que ha luchado por defender a los Estados Unidos y que resulta deportado a su tierra mexicana, donde encontrará su lecho de descanso. El giro que da el relato es hacia un dialogo conciliador que a su vez busca el  cuestionamiento de lo que, como individuos de naciones diferentes divididos meramente por una frontera, podemos hacer uno por el otro.

A través de un relato dramático, Arriaga nos presenta los dos frentes de un mismo hecho, similar a lo visto en Los Tres Entierros… pero esta vez no es una situación motivada por una promesa o venganza, sino por honor y amistad, algo que llega a ser la motivación principal para tender un puente entre los militares estadounidenses liderados por el Teniente Coronel Smith (Danny Huston) y la familia del extinto soldado Miguel.

Es el concilio entre los protocolos militares, los temas migratorios y la falta de ayuda entre países vecinos lo que hace que estos dos frentes se encuentren y se unan en un ambiente más de cooperación que en un enfrentamiento encarnizado de ideologías y posturas. Un respeto inherente entre los miembros de estas dos naciones en un pequeño pueblo árido fronterizo pero a la vez mágico a los ojos de los extranjeros lo que sirve de contexto para este concilio de partes.

No one left behind: Las líneas imaginarias de las fronteras nacionalistas | La Crónica de Hoy

Aunque en sus obras anteriores se percibe esa necesidad de entablar un diálogo necesario y reflexionar acerca de la problemática fronteriza, en su más reciente producción va más allá al cuestionar las relaciones entre dos países a partir de la muerte de un soldado y la visita de sus compañeros estadounidenses a su funeral para ofrecer sus respetos en un acto atrevido de camaradería y reconocimiento de su labor.

Sin embargo, es ese pensamiento final dicha por el Teniente Coronel Smith lo que provoca el golpe hacia el espectador: ¿por qué estamos luchando? Esa pregunta resuena en un tiempo presente donde los puentes y no los muros deberían ser la respuesta en un mundo lleno de dilemas fronterizos donde el dialogo pinta como una mejor solución.

Después de su debut en el pasado Festival de Venecia y su paso por el Festival Internacional de Cine de Morelia en octubre pasado, No One Left Behind llega esta semana como parte de la programación del We Are One Global Film Festival en YouTube, donde podemos disfrutar de este cortometraje que resulta  ser crudo pero conciso en su mensaje y con una poderosa reflexión para nuestros tiempos y estará disponible hasta este sábado 6 de junio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s