Categorías
Música

Soda Stereo: Comfort y música para volar

En 1996, la legendaria banda argentina atravesaba una crisis profunda que amenazaba con desintegrarla. Pese a esto, los liderados por Gustavo Cerati realizarían una presentación consagratoria en MTV Unplugged que a la postre sería uno de los momentos históricos de la música en español.

Tras 14 años de evolución y de estar en la cima del rock latinoamericano, Soda Stereo atravesaba los efectos de un desgaste provocado por el frenesí del éxito. Sueño Stereo, su séptimo álbum de estudio, los había llevado a una extensa gira que sería agotadora pero confirmatoria a su tamaño histórico, llenando escenarios en Estados Unidos.

En medio de esa gira, MTV volvería a invitar (por enésima vez) a los originarios de Buenos Aires a participar en Unplugged. Para sorpresa de la cadena de televisión, la banda acepto con la condición de mantener sus instrumentos enchufados a cambio de ofrecer versiones diferentes, más pausadas pero con mayor complejidad.

La genialidad del trío fue tal, que solo les bastó un mes de ensayos para dar forma al concierto. Era un ambiente de relajación, improvisación y camaradería. Algo así como cuando comenzaron en el ya lejano 1982, cuando jóvenes hacían homenajes a Spinetta, Charly García o a la misma Electric Ligh Orchestra. La libertad regresaba.

EL CONCIERTO

El 12 de marzo de 1996, en los estudios MTV Miami, mismo lugar donde se habían grabado las presentaciones desenchufadas de Charly García, Café Tacvba, Los Tres, Caifanes y Los Fabulosos Cadillacs, Gustavo, Zeta, Charly Alberti, junto al talentoso Tweety González y los hermanos Fainguersch, tomaron sus lugares para dar inicio a una velada mágica.

Cerati con un look que rendía homenaje al gran Jeff Lynne, inició el concierto con una versión acústica de “Un Misil En Mi Placard”, que además incluyo a modo de introducción un fragmento de “Chrome Waves” de la banda británica Ride. Un reinvención fantástica respecto a la versión de su álbum debut y uno de los mejores comienzos en Unplugged alguno.

Soda siempre se caracterizó por abrir puertas y brindar oportunidades a bandas latinoamericanas emergentes, algo que en esta presentación se dio con la participación especial de Andrea Echeverri de la entonces prometedora Aterciopelados, con quienes compartían tour, en una versión más experimental de “La Ciudad de la Furia”, pero que volvió a manifestar la maestría de Gustavo para reinventarse siempre.

De su álbum cumbre “Canción Animal”, tocaban “Entre Caníbales” en una versión más acústica, transmitiendo de mejor forma esa sensación de sensualidad e incluso, con unas cuerdas que le daban un toque de tango que sustituía a los voltio altos del material original.

“Pasos”, un tema al que no muchos habían prestado tanta atención, se transformó de una pieza electrónica, ambiental (muy a la Brian Eno) a una bella melodía folk. Como si de una reunión se tratará, Zeta dejó el bajo por una guitarra acústica y Charly se animó con unas percusiones. Un auténtico momento de respiro.

El primer punto alto de la velada fue la unión de “Zoom” y “Cuando Pase el temblor”, una magnífica nueva pieza que pronto se convirtió en un símbolo del grupo. En la primera, los tres hermanos Fainguersch tocaron juntos por primera vez en una versión que no cambio demasiado pero que se ejecutó de manera formidable. En la segunda, una parte final donde los tres “Soda” junto al tecladista tuvieron su momento de brillo.

Gustavo Cerati fue un melómano total que siempre rendía homenajes a sus héroes. Prueba de ello es la versión eléctrica de la emotiva “Té Para Tres”, que además de contener una exquisita sección de cuerdas, un piano eléctrico muy dulce y la maestría del guitarrista, toma el riff principal de “Cementerio Club” de Pescado Rabioso, incluida en el mítico álbum “Artaud” y compuesta por el gran “Flaco” Spinetta. Inigualable.

Siguieron la eléctrica “Ángel Eléctrico” y una versión más elevada de “Terapia de Amor Intensiva”. En ambas, Cerati mostró su habilidad para los pedales y el manejo de la guitarra eléctrica, dando como resultado piezas llenas de solos, riffs y secuencias de ensueño. Momento de lucimiento que siempre es bienvenido cuando se trata de Gustavo.

Después de interpretar sin muchas variaciones “Disco Eterno”, una pieza de pura psicodelia electrónica basada en las secuencias generadas por guitarra, llega “Ella uso mi cabeza como un revólver”. Con los arreglos de oboe, viola y chelo logra ser un track muy a la britpop con una estética que remite a su vez a “A day in the life” de The Beatles.

“Paseando por Roma” también era una canción que había pasado un poco desapercibida con el lanzamiento de “Sueño Stereo”. Sin embargo y como sucedió con “Pasos”, “Disco Eterno” y “Ángel Eléctrico”, supo ser apreciada en esta versión que resulta más movida, gracias a una iluminación que es magnética y de nueva cuenta, a un Cerati que se divierte a lo grande.

Nirvana en 1993 cerraba con “Where Did You Sleep Last Night”, cover de Leadbelly, su MTV Unplugged que supuso un inesperado clímax de proporciones épicas. Con Soda Stereo sucedió algo similar pero en este caso, con el clásico “Génesis” de Vox Dei. Conclusión llena de virtuosismo, solos de guitarra impresionantes, músicos que dan el máximo y la pizca de leyenda que completaba una presentación inolvidable.

SonomanPlaneadorCoral y Superstar: bonus tracks

Cuando se grabó Comfort y Música para Volar, varias canciones se omitieron debido a motivos de derechos entre Sony y BMG (la entonces discográfica del grupo). Por ello, Soda decidió incluir en este álbum temas que habían sido desechados para “Sueño Stereo”. Cuatro composiciones que son auténtico vaivén y que le dan aún más sentido al título de este Unplugged.

EL VUELO QUE HA PERDURADO

Han pasado más de dos décadas desde que Soda Stereo regalará una nueva joya que no envejece. Considerado por muchos como el mejor MTV Unplugged en español y obligado en cualquier top de la serie en general, Comfort y Música para volar se posiciona como una parte fundamental de la música en español pero sobre todo, del legado de Gustavo Cerati.

No queda más que señalar que el vuelo ha perdurado y te toca a ti emprenderlo. Que disfrutes del viaje y no olvides abrocharte el cinturón.

Una respuesta a “Soda Stereo: Comfort y música para volar”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s